OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Las ventajas de navegar con niños son para toda la familia, su forma de vida y la persona en sí. Un barco es un entorno complejo, estimulante y curioso para un niño de cualquier edad y los beneficios de aprender y crecer en este entorno se ven claramente.

Una vez que pueden caminar, hablar y tener un mayor nivel de independencia, los niños en un barco pueden comenzar a disfrutar realmente sus vidas en el mar y sentir la magia del medio acuático.

Entenderán de ecología, respeto y protección del medioambiente a un nivel mucho más profundo. Apreciarán el problema actual del plástico en el agua o de la sobrepesca en nuestros mares.

Se sentirán miembros importantes del equipo y tripulación participando en la navegación y toma de decisiones. El hecho de que sean pequeños o menos fuertes no quiere decir que no puedan involucrarse. Y la confianza que les muestren sus padres y adultos navegantes ayudará a que desarrollen sus habilidades, evolucionando en sus roles y responsabilidades, haciendo crecer su autoestima.

Experimentarán las leyes de la física y química de la forma más práctica (corrientes, viento, corrosión, etc.) Harán preguntas sobre la profundidad y velocidad que muestran los instrumentos.

Ayudarán a pescar y aprender técnicas sencillas de supervivencia.

Observarán las aves, las nubes y las estrellas.

Aprenderán a vivir con lo esencial, el orden, la limpieza y trabajo en equipo.

Todo esto ayudará a que lleguen a ser adultos responsables, amables y sociables. A relativizar las cosas, ser más resistentes y al fin y al cabo ser felices.

¡La navegación en familia puede ser enormemente satisfactoria!